Si bien el riesgo más relevante de esta nueva versión del Ranking de Riesgos que elabora EY cada año permaneció igual al del año anterior, hubo gran movimiento en las demás categorías y la entrada de cuatro nuevos temas.

Destaca que de las primeras cinco áreas de riesgo, al menos tres dicen relación con temas de sustentabilidad: licencia para operar, reducir la huella de carbono y la necesidad de abordar riesgos de alto impacto como los accidentes de los tranques de relave y la pandemia mundial. Y no deja de ser sorprendente que los costos se ubiquen en el décimo lugar, bajando cinco puestos.

EY, la consultora mundial, entrevista cada año a los principales CEO’s de la industria minera mundial y, al igual que en 2019 los ejecutivos indicaron que el riesgo más relevante es la licencia para operar. EY, en su reporte llamó a no subestimar a ninguno de los grupos de interés de la minería (comunidades, gobiernos, accionistas, trabajadores, proveedores y clientes) y a abordar los desafíos con estrategias integrales. Se insistió nuevamente en que el cumplimiento legal constituye la línea base, pero que hay que ir más allá.

Pero ¿qué significa que por segundo año consecutivo este sea el riesgo más apremiante? EY deja entrever que se trata de un ámbito complejo de temas interrelacionados, de prácticas aún insuficientes o poco afianzadas, de stakeholders más empoderados y exigentes, de compañías a las que cuesta incorporar nuevos estándares con la rapidez suficiente rapidez para dar cuenta de los cambios del entorno.

El segundo riesgo destacado es el futuro del trabajo, que saltó siete puestos en un año. A las preocupaciones de la automatización se sumaron ahora las nuevas condiciones laborales producto de la pandemia. EY destacó que todas las empresas que ya habían implementado operaciones remotas, sobre la base de la automatización de procesos, tuvieron una ventaja competitiva innegable para enfrentar el COVID 19 y mayor facilidad para enfrentar las medidas de prevención de contagio. El informe plantea el desafío de tener una estrategia de recursos humanos planificada y de largo plazo, ya que la automatización más que reducir los puestos de trabajo los está cambiando aceleradamente. EY señaló, además, que la minería sigue estando en deuda en materia de diversidad de recursos humanos, proceso que no se agota con la sola incorporación de mujeres.

El tercer riesgo dice relación con la digitalización de la minería, un cambio estructural para el sector que debe ser abordado también con diseños más integrales, porque no solo cambia los sistemas de trabajo y sino también los roles. La digitalización, señaló el informe de EY, es la única manera de enfrentar los problemas de productividad.

En el lugar número cuatro, se incorpora la preocupación por la reducción de la huella de carbono. En efecto, la exigencia de ser más sustentable no es un desafío de futuro, sino una obligación tan real como actual. No solo los clientes están exigiendo productos elaborados de modo sustentable, y hay mayor conciencia de parte de los accionistas, sino que ahora también el sector financiero está pidiendo y midiendo las dimensiones ambientales de las inversiones. El mundo exige hoy materias primas producidas de manera más sustentables y penalizará o sustituirá aquellas que cambian su forma de producir.

En efecto, este riesgo se une con la nueva preocupación de la industria minera sobre la sustitución de la producción. Y ya no se trata sólo de un del precio, de utilizar una materia prima de menor costo, sino que las amenazas se articulan con otros criterios como la ya mencionada huella de carbono, los residuos y desechos y la capacidad de reutilización o reciclaje.

Llegó el momento que la industria minera aborde todas sus emisiones de manera integral y defina el alcance de su responsabilidad en las emisiones. Afortunadamente, para el caso de Chile, la energía solar está teniendo cada vez precios más bajos y aparece en el horizonte la producción de hidrógeno verde, lo que constituye un gran habilitante para una minería más sustentable.

Por Susana Mena I.
Directora de Research y Contenidos